DIFERENCIA ENTRE MERMELADA Y CONFITURA 2021



TE CONTAMOS LA DIFERENCIA ENTRE MERMELADA Y CONFITURA

Muchas personas no saben realmente cuales son las principales diferencias entre una mermelada y una confitura, la mayoría de nuestros clientes eligen la mermelada para sus desayunos y sus tostadas pero nunca está de más conocer otras alternativas. Por ello te enseñamos las principales diferencias que podemos encontrar entre mermelada y confitura para que puedas elegir el producto más adecuado para ti y para tu familia.

¿Cuáles son las principales diferencias entre mermelada y confitura?

En el sector gastronómico, existen numerosos productos y alimentos que guardan una relación muy similar. Sin embargo, hay algunos productos que contienen semejanzas muy significativas como puede ser una textura parecida, un sabor muy reconocible, ingredientes similares y un modo de degustación prácticamente idéntico. Si no eres un experto en degustación o un habitual en este tipo de productos, te costará encontrar la diferencia.

Es el caso de la mermelada y la confitura, productos con características muy similares y con condiciones que son muy parecidas entre sí. Pero tranquilo, no necesitas ser un master chef para conocer todas las diferencias que tienen estos productos entre si.

En este caso, podemos encontrar 4 diferencias principales entre las mermeladas y las confituras:

  •          Modo o método de preparación
  •          Cantidad de fruta mínima y que aspectos se aprovechan más o menos de determinados productos
  •          Cantidad de azúcar
  •          Textura final

La primera diferencia es el método de preparación

La receta por la cual se elaboran ambos productos es muy diferente entre si. Por ello, una de las principales diferencias entre mermelada y confitura se encuentra en como se prepara cada uno de estos alimentos y a su vez, obtiene un sabor característico que los diferencia claramente a la hora de llevárselo a la boca.

En relación a la mermelada se deben de utilizar frutas enteras, las cuales pasan por un proceso de trituración y se acompañan con una cantidad adecuada de azúcar. Además, si lo acompañamos de una temperatura elevada y azúcar derretido lo convierte en una clase de puré comestible con cualquier elemento que se quiera acompañar. En cuanto a la densidad y consistencia de la mermelada, se define como semilíquida, aunque hay modalidades más líquidas que mejoran notablemente la eficiencia del producto.

Sin embargo, la confitura pasa por un proceso de cocción de la pulpa en almíbar, convirtiéndose en un producto mucho más dulce que la mermelada. También, teniendo en cuenta la temperatura, se obtiene una mezcla más gelatinosa, que puede ser rebajada con agua para considerarse un producto apto para la venta.

El aspecto más positivo de ambos productos es que es muy sencillo de preparar en casa, ya que cuenta con ingredientes que todo el mundo tenemos en casa. Además, si dispones de productos de cocina en casa, con cualquier olla se puede realizar alguna preparación casera.

La segunda diferencia es la cantidad de fruta mínima que se requiere o todo lo que se aprovecha

Ambos tienen un elemento en común que lo hace único: La fruta. Pero una de las principales diferencias entre mermelada y confitura es la cantidad de fruta que se aprovecha. De hecho, para muchos cocineros expertos, esta es la principal razón que les diferencia en cuanto a sabor.

En la mermelada, se aprovecha (o se puede aprovechar) TODA la fruta, puede ser tanto entera, partida o triturada. En cuanto a la preparación, la cantidad mínima de de fruta requerida debe ser de al menos un 30%. Cuando hablamos de MERMELADA EXTRA, es cuando aumenta ese porcentaje a un 50 o 60%.

Por su parte, la confitura está centrada únicamente por la pulpa o el puré de la misma fruta, por lo que en cuanto al sabor, suele ser diferente. La cantidad mínima de fruta oscila en un 35% y para la ‘’confitura extra’’ no más del 45% de la mezcla total.

.

La tercera diferencia es el azúcar que contienen

Esta diferencia es esencial para el sabor, al ser una más dulce que la otra, para la salud, ya que una contiene más calorías que la otra y por último, por los endulzantes que convierten el sabor.

La mermelada está hecha con azúcar de caña, es decir normal y corriente. Por ello, el sabor es más similar a la fruta en su aspecto natural, y se pueden disminuir calorías.

A su vez, la confitura dispone con más azúcar natural, ya que está realizada con la pulpa y esta contiene la fructosa. El almíbar se utiliza en la confitura para endulzarlo más y que quede un sabor mucho más marcado.

La cuarta diferencia es la textura y la consistencia final

La diferencia entre mermelada y confitura más visible y más notable es precisamente su textura y la consistencia.

La mermelada tiene una apariencia más semilíquida y a veces totalmente líquida. Esto la hace más sencillo para algunas recetas, además de que la puedes untar sin algún tipo de herramienta.

En relación a la confitura, la textura tiene un aspecto más parecido a la gelatina, y es mejor comerla sola o con algún aditamento que no se rompa fácilmente. Es un excelente postre si se habla sólo de un elemento individual.

Como puedes ver, existen varias diferencias entre mermelada y confitura. Pero lo mejor aquí es que ambas preparaciones las puedes realizar en casa y con la fruta de tu preferencia. Recuerda que tienes que utilizar fuego medio-alto para obtener la textura deseada.

TEXTURA CONFITURA DE FRESA

En Cash Borosa contamos una gama completa de mermeladas de marcas tan reconocidas como HELIOS O LA FRAGUA en nuestra tienda online, ¿con cual te quedas?

Deja un comentario

Responsable: ÁLVAREZ LUCHA, S.L.

Finalidad: Publicar los comentarios recibidos a través del formulario habilitado en la web.

Legitimación: Consentimiento del interesado.

Destinatarios: No se cederán datos salvo obligación legal.

Derechos: Tiene derecho a acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.

Información adicional: Puede consultar la información adicional en el siguiente enlace.